25 de mayo de 2016

NO CULPES AL KARMA DE LO QUE TE PASA POR GILIPOLLAS - Laura Norton




LE DOY *****

SINOPSIS:

Sara es simpática y lleva una vida relajada después de haberse decidido hace dos años a montar su propio negocio. Ahora es plumista y, aunque no vende todo lo que desea, le apasiona tanto su trabajo que no le importa estar tan ajustada.
Pero de pronto su vida tranquila se vuelve del revés cuando se meten en su casa su padre con ciertos desequilibrios sentimentales, su joven y alocada hermana, el prometido de ésta, que resulta ser su amor de juventud de Sara, su novio que ha vuelto de París y un amigo noruego y gigante de éste.

Ahora que en su casa reina el caos, en su vida no podía ser menos: En pocas semanas Sara se verá envuelta en una espiral de situaciones desconcertantes que le harán tomar decisiones impulsivas.

OPINIÓN:


Llevaba tanto tiempo queriendo leer este libro pero por mi fobia a las aves no me daba atrevido, hasta que por fin mi mejor amiga (un besito, princesa) se atrevió a regalármelo por mi cumpleaños y yo, pues, intentando ignorar a los dos pelícanos de la portada, me lancé de lleno a la historia. Y, OMG, qué historia. Qué buenos ratos he pasado. Qué de escenas se han quedado incrustadas en mi memoria. Qué de risas se me han escapado leyendo las locuras por las que pasa la pobre protagonista.

Está muy bien desarrollado y narrado, tanto que ni las divagaciones y diálogos que mantiene la protagonista consigo misma me han aborrecido, de hecho, todo lo contrario, creo que es de lo mejor que tiene el libro.
La pluma es sencilla, ligera y fresca sin caer, ni tan siquiera rozar, la ordinariez.
Toca muchos palos de la actualidad con gran humor, como la infidelidad, la homosexualidad y, en dosis más amplias, la crisis económica. Pero, aún a riesgo de parecer demasiado repetitiva, con textos ingeniosos y chistosos.

Otra cosa que me ha gustado muchísimo ha sido la manera que tiene la autora de jugar con las apariencias, es decir, que cuando crees con total certeza que va a ocurrir una cosa, de repente pasa otra que nunca te habrías imaginado pero que hace aún mejor el momento.


Laura Norton me ha parecido que ha escrito una novela exquisita, llena de alegría, que se lee en un periquete y te deja con una sonrisa perenne en la boca. Vivan las plumas!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada